Saltar al contenido

Clomipramina: ¿Qué es y para qué sirve?

Clomipramina: ¿Qué es y para qué sirve?

La clomipramina es un antidepresivo indicado para tratar trastornos de la conducta en adultos y niños, como son:

  • Trastorno depresivo con cualquier origen.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo.
  • Fobias.
  • Crisis de angustia.
  • Narcolepsia acompañada de cataplejía.
  • En niños y adolescentes, es capaz de tratar la enuresis nocturna, es decir, la incontinencia urinaria por las noches.

¿Cómo actúa la Clomipramina?

La clomipramina funciona inhibiendo la recaptación de serotonina y noradrenalina en el cerebro. Estas dos sustancias, llamadas neurotransmisores, son responsables de regular el estado de ánimo de las personas.

Dosis recomendada de Clomipramina

La vía de administración de este medicamento es oral.

Si bien la dosis debe ser catalogada por un médico especialista con base en la valoración del caso y la gravedad, se puede hablar que la dosis en general es la siguiente:

Depresión, fobias y trastorno obsesivo-compulsivo: Tomar de manera inicial 25 mg dos veces al día. Después de la primera semana, aumentar el gramaje de manera gradual hasta alcanzar los 100 a 150 mg al día. La dosis máxima es de 250 mg diarios para casos graves.

Crisis de angustia: Se recomienda iniciar 10 mg al día. Después, aumentar gradualmente hasta alcanzar el gramaje de 25 a 100 mg al día. La dosis máxima es de 150 mg.

Trastorno obsesivo compulsivo: Tomar 25 mg al día. Después de 2 semanas, aumentar hasta 3 mg por kilogramo o 100 mg.

Enuresis nocturna: Según la edad, niños de 5 a 8 años, administrar 20 a 30 mg; en niños de 9 a 12 años, administrar de 25 a 50 mg y niños mayores de 12 años, administrar de 25 a 75 mg. La dosis debe darse antes de dormir.

Clomipramina y alcohol

La toma de alcohol durante el tratamiento con clomipramina está contraindicada. Esto se debe a que las bebidas alcohólicas potencian los efectos secundarios del fármaco, por lo cual, se puede poner en riesgo la integridad del paciente.

Asimismo, clomipramina es metabolizada por el hígado, por lo que, si existe un exceso de alcohol, puedes provocar que el órgano se sature y no pueda procesar correctamente el medicamento.

Consideraciones antes de tomar Clomipramina

Antes de iniciar un tratamiento con clomipramina, tu médico debe informarte sobre los riesgos y restricciones que esto implica. Revisa la siguiente información.

Contraindicaciones: hipersensibilidad a antidepresivos tricícliclos, combinación con IMAO, infarto del miocardio reciente, síndrome del QT largo congénito.

Precauciones: insuficiencia hepática grave, esquizofrenia, historial de terapia de electroshocks, hipotensión, retención urinaria, alteraciones hematológicas, hipotiroidismo, ancianos, daño cerebral, crisis convulsivas, abuso o dependencia de alcohol o drogas, fumar puede reducir la eficacia del medicamento.

Efectos secundarios de Clomipramina

Este medicamento puede producir las siguientes reaccionas adversas:

Náuseas, somnolencia, vómitos, diarrea, estreñimiento, sequedad en la boca, dolor de cabeza, cambio en el apetito, fatiga, mareos, congestión nasal, cambios en el sueño, reducción de concentración, reducción de la libido, depresión, bostezos, astenia, alteraciones de la vista.

Clomipramina y riesgo de suicidio

Existe un reducido número de personas que desarrollan pensamientos suicidas al inicio del tratamiento con clomipramina. Por ello, se recomienda que, durante todo el tratamiento, el médico y la familia del paciente vigilen su evolución mental.

Este efecto es más pronunciado en jóvenes, pero no se descarta su aparición en adultos mayores de 24 años.

Esta reacción adversa suele desaparecer mientras el paciente avanza con su tratamiento.

Presentación de Clomipramina

Hasta la fecha en el mercado mexicano, sólo existe un nombre comercial y dos presentaciones que contienen este principio activo: Anafranil.

  • Caja con 30 grageas de 25 mg cada una.
  • Caja con 10 grageas retard de 75 mg cada una.

¿Cuánto cuesta y dónde puedo comprar Clomipramina?

Si las personas que sufren de alguno de estos trastornos ya mencionados desean tomar clomipramina; deben saber que su uso debe ser autorizado por un profesional de la salud, ya que se debe realizar una evaluación de la gravedad del trastorno, así como una revisión del historial del paciente.

La adquisición de este medicamento requiere receta médica.

¿Cómo saber si Clomipramina es el medicamento adecuado para ti?

Es probable que a veces hayas sentido mayores molestias al iniciar el tratamiento con algún fármaco, o tal vez, has visto que ese mismo medicamento funciona mejor en otras personas. Esto se debe a que todos metabolizamos los fármacos de distinta manera y son nuestros genes los que influyen en ello.

Ya existen las pruebas farmacogenómicas, las cuales identifican cómo los genes reaccionan a los medicamentos. Se ha establecido que los factores genéticos pueden repercutir hasta en un 95% de la respuesta a los medicamentos, seguido del peso, la edad, la dieta y demás elementos.

Por ello, las pruebas farmacogenómicas harán que podamos saber exactamente qué fármacos usar y en qué dosis.

La prueba Novagenic Affinity consiste en la evaluación de tu código genético para determinar cómo te conviene ser tratado. Con ella, es posible reducir los efectos secundarios nocivos, eliminar la pérdida de tiempo y dinero que se produce basando las prescripciones en ensayo/error.

Si quieres conocer cómo funciona la prueba Novagenic Affinity y cómo puede ayudarte a que aproveches al cien por ciento tus fármacos, revisa el siguiente enlace: https://www.novagenic.com/