Saltar al contenido

Escitalopram: ¿Qué es y para qué sirve?

Escitalopram: ¿Qué es y para qué sirve?

Escitalopram es indicado para el tratamiento efectivo de la depresión mayor. Asimismo, puede ser útil para personas que sufren angustia, agorafobia, ansiedad generalizada, trastornos obsesivos compulsivos o trastornos de pánico.

Este antidepresivo es un inhibidor de la recaptación de la serotonina, por lo cual, es capaz de aumentar los niveles de esta sustancia en el cerebro para así poder regular el estado de ánimo del paciente.

Dosis recomendada de Escitalopram

La vía de administración de este medicamento es oral.

La dosis sugerida es la siguiente:

Depresión mayor: Tomar 10 mg al día. Dosis máxima de 20 mg diarios.

Trastorno de ansiedad generalizada: Tomar 10 mg al día. Dosis máxima de 20 mg diarios.

Trastorno de pánico con o sin agorafobia: Tomar inicialmente 5 mg al día y posteriormente elevar la dosis a 10 mg diarios. Dosis máxima de 20 mg al día.

Trastorno obsesivo compulsivo: Tomar 10 mg al día. Dosis máxima de 20 mg diarios.

Recuerda que estas dosis son generales, siempre debes acudir con el médico especialista para que evalúe cada caso de manera particular. No te auto mediques.

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto Escitalopram?

Cuando una persona inicia un tratamiento con este antidepresivo, generalmente debe esperar a ver los primeros resultados en un periodo de 2 a 4 semanas.

Para el caso de depresión mayor, el pico más alto de mejoría puede verse después de los 6 meses de tratamiento. Para los demás trastornos, el avance sólido se nota después de los 3 meses.

Por supuesto, debes considerar que cada caso es particular, por lo que debes hablar con tu médico sobre la evolución de resultados.

Escitalopram y alcohol

La toma de alcohol durante el tratamiento con escitalopram está contraindicada. Esto se debe a que las bebidas alcohólicas potencian los efectos secundarios del fármaco, por lo cual, se puede poner en riesgo la integridad del paciente.

Asimismo, escitalopram es metabolizado por el hígado, por lo que, si existe un exceso de alcohol, puedes provocar que el órgano se sature y no pueda procesar correctamente el medicamento.

Consideraciones antes de tomar Escitalopram

Antes de iniciar un tratamiento con escitalopram, tu médico debe informarte sobre los riesgos y restricciones que esto implica. Revisa la siguiente información.

Contraindicaciones: Hipersensibilidad a la sustancia activa, uso en combinación con IMAO, embarazo y lactancia, insuficiencia hepática severa, insuficiencia renal severa, estados convulsivos, antecedentes de abuso de drogas, síndrome congénito del segmento QT largo, uso conjunto con Hierba de San Juan.

Precauciones: No recomendado su uso para menores de 18 años, diabetes, pacientes tratados con ISRS, pacientes con antecedentes de sangrado, pacientes de edad avanzada, uso conjunto con medicamentos que ocasionen hiponatremia, antecedentes de manía/hipomanía.

Efectos secundarios de Escitalopram

Este medicamento puede producir las siguientes reaccionas adversas:

Disminución de la libido, disminución del apetito, insomnio, somnolencia, mareos, bostezos, sinusitis, náuseas, diarrea, estreñimiento, aumento de sudoración, impotencia sexual, alteraciones de eyaculación, fatiga, pirexia, trastorno de la visión, artralgias, mialgias, ansiedad, confusión, nerviosismo, despersonalización, retención urinaria.

Escitalopram y riesgo de suicidio

Existe un reducido número de personas que desarrollan pensamientos suicidas al inicio del tratamiento con escitalopram. Por ello, se recomienda que, durante todo el tratamiento, el médico y la familia del paciente vigilen su evolución mental.

Este efecto es más pronunciado en jóvenes, pero no se descarta su aparición en adultos mayores de 24 años.

Esta reacción adversa suele desaparecer mientras el paciente avanza con su tratamiento.

Nombre comercial de Escitalopram

En el mercado existe una variedad de nombres comerciales y presentaciones que contienen el este principio activo. Revisa algunos de ellos.

  • Lexapro.
  • Lexcitox.
  • Afya.
  • Escolam.
  • Precipra.
  • Firsito.
  • Lamobrigan.
  • Etalokare.

¿Cuánto cuesta y dónde puedo comprar Escitalopram?

Si las personas que sufren de alguno de estos trastornos ya mencionados desean tomar escitalopram; deben saber que su uso debe ser autorizado por un profesional de la salud, ya que se debe realizar una evaluación de la gravedad del trastorno, así como una revisión del historial del paciente.

La adquisición de este medicamento requiere receta médica.

¿Cómo saber si Escitalopram es el medicamento adecuado para ti?

Es probable que a veces hayas sentido mayores molestias al iniciar el tratamiento con algún fármaco, o tal vez, has visto que ese mismo medicamento funciona mejor en otras personas. Esto se debe a que todos metabolizamos los fármacos de distinta manera y son nuestros genes los que influyen en ello.

Ya existen las pruebas farmacogenómicas, las cuales identifican cómo los genes reaccionan a los medicamentos. Se ha establecido que los factores genéticos pueden repercutir hasta en un 95% de la respuesta a los medicamentos, seguido del peso, la edad, la dieta y demás elementos.

Por ello, las pruebas farmacogenómicas harán que podamos saber exactamente qué fármacos usar y en qué dosis.

La prueba Novagenic Affinity consiste en la evaluación de tu código genético para determinar cómo te conviene ser tratado. Con ella, es posible reducir los efectos secundarios nocivos, eliminar la pérdida de tiempo y dinero que se produce basando las prescripciones en ensayo/error.

Si quieres conocer cómo funciona la prueba Novagenic Affinity y cómo puede ayudarte a que aproveches al cien por ciento tus fármacos, revisa el siguiente enlace: https://www.novagenic.com/